lunes, 21 de septiembre de 2015

Traditional Crafts + Modern Businesses

Rumanía, mayo de 2015
Eloy Rosales, Rosa Mª Criado, Rocío Meléndez, Lucía Domíngurz, Francisco Ávila y Saray Carvajal.

Este intercambio juvenil lo realizamos a finales de Mayo en Rumanía, nos encontrábamos en un pequeño pueblo del centro de país, Ruganesti, en la zona húngara de Transilvania. Durante 10 días convivimos jóvenes de Rumanía, España, Eslovenia, Estonia, Eslovaquia e Italia.
La experiencia vivida ha sido estupenda como siempre en los intercambios, hemos aprendido técnicas de la artesanía tradicional de esta área, hemos podido comprobar las similitudes y diferencias en estas técnicas entre todos los países allí presentes.
Entre las actividades que hemos podido ver y practicar estaban la talla y pintura tradicional de madera, herrería, ordeños de vacas, cestería, elaboración de pan, matanza tradicional, sombreros de paja y trabajos con lana virgen.
Durante estos días hemos tratado de aportar nuevas ideas, nuevos modelos de negocio para convertir lo artesanal en un negocio moderno, adaptado a estos tiempos sin perder su esencia tradicional. Además de ayudarles a ellos y aprender, compartir ideas que te enriquecen, porque no decirlo, también pueden ser nuevas ideas de futuro en nuestro propio territorio.
Y como no, siempre hay tiempo de disfrutar compartiendo y aprendiendo con los otros participantes durante las noches. También tuvimos la oportunidad de visitar Sighișoara una ciudad medieval preciosa dónde nació el verdadero Drácula.















Eloy Rosales:
Una forma de aprender de otras culturas e integrarte en un país con otras culturas gracias a los intercambios dedicados a gente joven.
Es una experiencia muy satisfactoria y enriquecedora el poder convivir con personas de diferentes países, y formar parte del trabajo de gente local del país, ver y participar en los trabajos de personas con técnicas de bastantes años atrás en una zona rural en la cual trabajan de forma muy artesanal y poder dar nuestra opinión además de aportar nuevas técnicas de trabajo más modernas para que el trabajo pueda resultar más provechoso tanto en reducir el tiempo que se emplea para los distintos trabajos como para incrementar las ventas.
Mi opinión personal es que he aprendido mucho en este proyecto tanto de la gente local como de los participantes de los diferentes países, y el saber que hayan podido aprender también con mi participación.

Fran y Lucía
Es nuestro segundo intercambio y cada vez va a mejor, nos vamos dando cuenta que sin miedos y con valentía incluso el idioma puede dejar de ser un obstáculo, para comunicarte y conocer otras culturas ya que era uno de nuestros principales miedos, el inglés.
Pero una vez allí parecía que el tiempo corría, los días se fueron volando, hicimos muchísimas actividades y juegos, aprendimos a hacer cestería, ordeñar vacas, coger plantas medicinales, pintar madera, etc. ha sido bastante interesante porque aparte de las actividades y conocer un poquito Rumania, también hemos conocido a gente maravillosa donde no podían faltar nuestra reuniones de cada noche antes de dormir, donde reíamos, lo pasábamos bien y conocíamos un poquito más de cada uno.
Para nosotros ya que desde el primer día tuvimos que convivir la 24h, en pocas palabras podemos decir que ha sido: inolvidable e increíble.

Saray y Rocío
Esta ha sido nuestra segunda experiencia en un intercambio juvenil. Nuestro mayor miedo era el inglés, pero una vez allí te das cuenta que si lo enfrentas todo con simpatía y mostrándote cómo eres, ni el idioma puede echarte atrás.
Fue una experiencia increíble, conocimos gente muy diferente de distintos países así como los propios participantes que íbamos de España que no nos conocíamos previamente.
Es increíble como en tan sólo una semana se puede aprender tantísimo, tanto a nivel cultural, viendo como en otros países tienen tradiciones tan diferentes a la de tu propio país, como a nivel personal, ya que cuando llegas a España te notas mucho más enriquecida y con muchos más conocimientos. Podemos describir esta experiencia como algo único.

Rosa:

Este ha sido mi primer intercambio como líder, como todos los intercambios a los que he asistido previamente ha sido una experiencia estupenda acrecentada además por la experiencia de líder con un grupo genial que me ha apoyado en cada momento. Animo a tod@s los jóvenes que puedan participar en este tipo de experiencia que no lo duden, es maravilloso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario