lunes, 21 de septiembre de 2015

MotivAction!!!, training course Siciliano

Miguel García y Víctor Fernández. Nicolisi, Sicilia, 10-17 junio de 2015

10 de junio de 2015. Aeropuerto de Málaga – Costa del Sol. 30 minutos pasan de la una de la tarde. Maletas, ilusión y sobre todo mucha motivación no nos faltaban ni a Miguel ni a mi, Víctor.
A pesar de que nuestro vuelo destino Catania, salía con casi una hora de retraso y las 6 horas de viaje que nos esperaban a continuación, no nos bajaron los ánimos. Minutos después, la apertura de la puerta D47 nos llevaría hasta nuestro esperado destino.
Una vez aterrizados en tierras sicilianas, el aeropuerto era el primer punto de encuentro con algunos de los participantes de otros países. En él, ya comenzaron las anécdotas, donde los pequeños despistes de equipaje, les dieron el primer sustillo a l@s chic@s de Dinamarca.
Nuestro objetivo entonces, era llegar hasta Nicolosi, un pequeño pueblo a unos 20km de la capital siciliana. Y… a pesar de las habladurías de que los españoles vamos un poco “despistaos por la vida”, los chic@s de Polonia y Dinamarca, se vieron obligados a seguirnos el ritmo hasta la sede de celebración de nuestro training =P.
Tras llegar al hotel Biancaneve (sí, la traducción al español es Blancanieves jaja), pudimos conocer a algunos de los participantes y a los miembros de la organización que nos recibieron con los brazos abiertos.





Tras el primer sueño en el país italiano, llegó el momento de conocerse, todo un día lleno de dinámicas en la que el nombre, los gustos y tus inquietudes eran el punto básico de la jornada. Entre ellas, una de las más polémicas del día fue la titulada “Chair-game” en la que todos los participantes debíamos solucionar un problema complejo con tiempo límite de una hora. Una hora que se convirtió en frustrante para unos, divertido para otros y raro para muchos.

Tras el pequeño quebradero de cabeza, debía comenzar la primera velada, consistente en una feria de asociaciones. Miguel y yo, como no, representamos con mucho orgullo, satisfacción y éxito esa misión, y es que batimos el record de personas fotografiadas en nuestro stand. Dimos a conocer todos los puntos de “GDR Valle del Guadalhorce”, pasando por gastronomía, agricultura, historia, la gente se emocionaba con nuestro turismo (en especial la ruta del Caminito del Rey), y cómo no, con los programas europeos juveniles realizados. Una velada sin duda divertida, en la que el objetivo estuvo claramente cumplido.
A pesar de estar en el segundo día, ahí es cuando dio comienzo el punto álgido del training “Motivaction”. Durante las sesiones, pudimos conocer a fondo qué es un super leader, qué debe tener y cuál es su papel y sobre todo cómo debe administrar esas habilidades.
La noche estuvo amenizada por los bailes, música y gastronomía de los 16 países participantes en las jornadas. Sin duda y dicho de nuestras bocas “de las mejores noches internacionales que hemos vivido en intercambios y trainings”, “todo el mundo estaba volcado y lo llevábamos muy preparado”.
Otro día despertó en Nicolosi, concretamente el tercero, y como cada mañana, el sombrero seleccionador a ritmo de “Do yo remembeeeer….. September”, acertijos, preguntas y otros retos eran el energizer de cada mañana.
Una mañana que pasaría a ser bastante distinta, ya que era el día libre que teníamos a lo largo del curso, y que mejor manera que descubrir los mejores puntos de la zona.
El volcán Etna fue el lugar elegido. La organización preparó una ruta de senderismo en el que tras una hora de recorrido no turístico por el parque natural, pudimos llegar hasta uno de los puntos más alucinantes que pueden verse en el mundo. Un valle de lava negra de 6 kilómetros de extensión del que ni los más aventureros son capaces de atravesar. Concretamente, haría falta dos pares de zapatillas para cruzarlo debido a su escarpado relieve.
Sin duda, y tras quedarnos a escasos metros de la cima, tod@s llegamos a la cuenta del lugar tan mágico en el que estábamos. Pudimos divisar Catania, la costa, los montes “teta” y la ladera verde del Etna. Una visita, que nadie debería perderse.
Durante la noche, aprovechamos para conocer la región a fondo, y que mejor manera que salir a cenar a un restaurante de comida local, o como ellos lo llaman “Pizzeria” – “Pasticeria”. Manjares que ya conocemos pero que allí, están mucho más buenos. Eso sí, algo fresquito también es de obligada parada, y para ello nos dirigimos hasta “Moritz”, los mejores helados que podíamos tomar en kilómetros a la redonda según los más mayores de la zona (y es que más sabe el diablo por viejo que por diablo).
El día número cuatro, estuvo dedicado a sacar lo mejor de nosotros como líderes, ponerlo en práctica e intentar mejorarlos en nuestro país de origen. Para ello, los debates, la “ventana de Yohari” y diversos vídeos nos abrieron los ojos por completo.


Los días 5 y 6 estuvieron dedicados a la creación y ejecución de una sesión en un training o intercambio. Dos jornadas de mucho trabajo en equipo, intercambio de opiniones, discusiones, creación, entre otras emociones, que sin duda vieron sus frutos.
Tras una tarde de revisión muy particular, en la que nos hacían meternos en una máquina del tiempo, con música ambiente, iluminación …. el compañero Víctor, se nos quedó dormido entre tanta relajación del día 2 hasta finalizado el 4 jajaja. Por suerte, le despertaron antes de que acabara el viaje en la máquina.

Tras 7 días de formación continua hemos podido ver cómo hemos visto mejoradas nuestras capacidades como líderes. Pero, no simplemente eso, sino que hemos incrementado el repertorio de dinámicas, canciones y energizers que podremos aplicar aquí, en el Guadalhorce. Una experiencia que debería realizar todo aquel que ya haya vivido experiencias de intercambio, ya que suponen un pasito más en el trabajo con la juventud así como en el crecimiento personal. Ahora ya estamos con mucha “Motiv-Action”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario