miércoles, 24 de agosto de 2016

LET'S DANCE

EXPERIENCIA EN LUXEMBURGO

Intercambio LET'S DANCE

Líder: Esperanza Enamorado 
Eva Gutierrez 
Rocio Cuenca 
Miguel Romero 
Silvia Fernández 
Alba Rengel 
Laura Agüera 
José María Espinosa 


Del 03 al 11 de Mayo, 2016. Differdange, Luxemburgo

NUESTRA EXPERIENCIA

Empezamos la aventura siendo ocho desconocidos, que viajarían a un país que ninguno había visitado antes, con todas las ganas, la ilusión, y la intención de volver a casa con una experiencia increíble e inolvidable.

Algunos no habían participado nunca antes en un intercambio aunque siempre habían querido hacerlo. ¿Por qué no lo habían hecho? Pues sobre todo, por miedo. Miedo a no poder comunicarte bien, a ir con gente que no conoces, a no adaptarte o a no encajar, miedo a lo desconocido.

Un miedo que desde el primer día dejó de tener sentido, porque descubrimos a un grupo de personas maravilloso, dispuestos a ayudarte en todo, que convirtieron cada segundo en momentos de risa y diversión y que muy pronto dejamos de ser simples compañeros para convertirnos en una pequeña familia.





El idioma era una barrera que con el paso de los días se fue derribando. Cada uno en su medida conseguimos mejorarlo, algunos ganaron fluidez y otros vocabulario. Sin embargo, lo más importante, es que por fin los que nunca antes habían tenido la oportunidad de practicarlo o les daba vergüenza hacerlo, se sorprendieron a sí mismos con todo lo que eran capaces de decir. Mantener una conversación sin ayuda de nadie más, ya no era una misión imposible, sino algo bastante fácil.

Además, no nos conformamos con el inglés, sino que fuimos muy buenos alumnos ( y también profesores de español) de polaco y de macedonio.

Nos sorprendieron las actividades del proyecto, por la variedad de estilos y por los profesores. Desde bailes de salón a street dance, pasando por el capoeira. Divirtiéndonos como niños pequeños, bailando hasta en nuestros momentos de descanso, y siempre estábamos los primeros y nos íbamos los últimos. Y es que cuando haces lo que te gusta y con personas que te gustan más todavía no importan ni las caminatas que lleves en el cuerpo, ni las horas de sueño que estés echando de menos, lo único importante es aprovechar el instante que tienes en frente, y no dejar de disfrutar.






Cantar alrededor de una hoguera al anochecer, explorar cada rinconcito de la ciudad de Luxemburgo, inventar cada noche cientos de “gossip” sólo para llenar la caja y leerlos el día siguiente, asistir al campeonato mundial de Street Dance, las conversaciones hasta las tantas de la mañana, las salidas improvisadas por Differdange, el tutorial de Bartek sobre “make up” o las risas de cuando nos grabábamos en nuestro “Gran Hermano” particular, son sólo ejemplos de todo lo que hemos vivido, lo que hemos disfrutado, y de todo lo que me llevo no sólo en la cabeza, sino también gracias a vosotros, en el corazón.





                                                                           








Entre tú y yo, te confesaré algo sobre este intercambio.

Y es que...
Ha significado para mí un volver a empezar.
Ha significado llegar a casa con las pilas bien puestas y con ganas de comerme el mundo.
Ha significado llegar con la maleta más llena de lo que se iba, porque ya no sólo llevaba ropa, sino momentos y personas.
Momentos que por más que pasen los años nunca podré ni querré borrar, porque puede que sólo hayan sido días, pero me han dado más que muchas semanas. Me han dado alegría, fuerza, más ilusión, más ganas, más vida. Y es que no he podido dejar de sentirme FELIZ.
Ha significado una brisa de aire fresco ante una rutina que te reseca.
Ha significado volver a creer en el mundo de oportunidades que parece que a veces se esconde.

Pero sobre todo, ha significado tener la oportunidad de conocer a personas increíbles, con un corazón enorme, que han compartido conmigo un trocito de sí mismos y a cambio, se han llevado también un poquito de mí. Personas que han convertido en único cada minuto de esta experiencia, y que si hubiera faltado alguno de ellos ya nada hubiera sido lo mismo. Personas que han sido los culpables de que cuando me preguntan “¿Qué tal te lo has pasado?” me falten las palabras para explicarlo.

Y yo solo puedo dar las gracias por todo eso.
Gracias por haberme dejado formar parte de algo tan bonito, por todo lo que me habéis dado y por esta experiencia que sin duda será, una de las mejores de mi vida.

Pd:Hazlo, y si te da miedo, hazlo con miedo.”


¡Os quiero!








No hay comentarios:

Publicar un comentario