domingo, 24 de mayo de 2015

Say YES to Change!!!!

Estefanía Martín Lozano, Eslovenia, del 21 al 28 de febrero

Esta gran experiencia vino de la mano de las becas Erasmus+. ¿Y qué son estas becas? Cuando Ana Hevilla vino a mi pueblo para dar una charla sobre ellas yo desconocía totalmente el programa, sin embargo, cuando conocí lo que eran y empezó a llegarme información acerca de intercambios, comencé a creer en la posibilidad de aprender viajando por muy poco dinero. Con un poco de miedo me apunté a este intercambio, porque siempre nos frena el tema del dinero o el nivel de idioma para salir a un país extranjero. Para mi sorpresa, me escogieron, junto con otros 6 compañeros de España, por lo que iría acompañada y eso me tranquilizó.

El viaje sería desde el 21 al 28 de febrero y el destino Murska Sobota, Eslovenia. Al principio no tenía ni idea de su localización geográfica, y cuando se lo dije a mis padres me pusieron caras raras y por supuesto me preguntaron: “¿eso dónde está?” Yo también lo desconocía, pero aún no sabía la buena experiencia que me esperaba en el país que se parece a una gallina y que contiene la palabra amor. Podría explicar muchos detalles sobre el vuelo, las primeras impresiones tanto de mis compañeros españoles como de los otros compañeros, sobre el nuevo país, sobre el lugar, los olores, los colores… Harían falta muchas palabras para expresarlo, pero se puede resumir en que fue una de las mejores experiencias de mi vida. Lo definiría como algo increíble, todo muy agradable y acogedor.
El equipo español lo formamos Miguel, Javi, Fran, Paula, Laura, Eva y yo.
Junto a compañeros de Rumanía, República Checa y Eslovenia.
Durante esos días tratamos el tema del reciclaje y la reducción y reutilización de la basura. Al principio realizamos juegos para conocernos un poco más y al comenzar todos los días realizábamos dinámicas grupales para “arrancar con energía”. Ya que el tema abordaba el cuidado del medio ambiente realizamos talleres relacionados con esta temática. Algunos días nos quedamos en el castillo en el que nos alojábamos para ver vídeos o crear debates sobre cómo contribuir a cuidar nuestro entorno.



Pero otros, pudimos visitar una tienda que practica el upcycling y reutiliza  materiales para confeccionar su ropa y crear sus propios diseños, “las características colecciones PUPPA”. O visitar un centro comercial para hacer un flashmob gratificando a la gente que reciclara. Es más, pudimos crear nuestra propia colección de moda y realizar una pasarela en la que desfilamos, con cámaras de una cadena local incluidas.


Además, una mañana tuvimos la oportunidad de visitar Maribor, una ciudad preciosa de Eslovenia.
Por otro lado, también pudimos compartir noches interculturales muy movidas, aprendiendo cosas de los diferentes países: culturas, comida, bailes típicos, expresiones… Este tipo de experiencia sobre todo contribuye a que crezcas como persona y quieras aprender cada vez más. Te ayuda a abrir tu mente, te enseña a trabajar en equipo, a compartir otros puntos de vista, a conocer gente nueva e incluso a hacer amigos.



Creo que no hay muchas oportunidades como esta para aprender de los demás y de ti mismo. Así que si te interesa, deberías informarte y ser tú el siguiente en disfrutarla. Seguro que te sorprendes gratamente. Muchas gracias al equipo del GDR y en especial a Ana Hevilla y a Laura por ayudarnos y darnos esta oportunidad.
¡Un saludo!

1 comentario: