viernes, 2 de junio de 2017

EXPERIENCIA EN FINLANDIA

Let's Partecipate 

Ángela María Benítez Castillo 
María Esperanza Martín Castillo

Del 8 de Agosto al 15 de Agosto, 2016. Lapua (Finlandia)

Todo comienza como las buenas historias, en el momento en el que menos te esperas que algo nuevo pase en tu vida.
Por el mes de mayo, entre montañas de apuntes sonó mi alarma de Facebook y vi que en la página de Juventud del Guadalhorce habían publicado un nuevo proyecto:
“Se buscan dos participantes mayores de 18 años para un Training Course en Lapua”,
por supuesto ni idea de donde estaba Lapua, pero segundos después gracias al maravilloso google conocí que esta pequeña localidad se situaba nada más y nada menos que en el país de Papá Noel ¡¡¡FINLANDIA!!!
No dudé ni un segundo en hablarme a mi amiga Ángela para contarle sobre el proyecto, ya que habíamos organizado el intercambio de The Beauty of White juntas y teníamos ganas las dos de que la próxima vez que tomáramos parte de un proyecto Erasmus + fuésemos nosotras las que viajásemos fuera.
No tuve que convencerla mucho la verdad...y nos inscribimos.


Realmente no esperábamos que nos seleccionasen a las dos ya que solo había dos plazas, pero sin embargo así fue, las dos éramos las elegidas para participar en Let’s Partycipate!
Los días fueron pasando, reservamos los vuelos, comenzamos los preparativos y ... llegó el día de antes. Como siempre los nervios y la incertidumbre de no saber con quién te encontrarás, como será el sitio etc se apoderan de ti y no podía pensar nada más que “Para que me meto yo siempre en estas cosas” (Tonta de mi).
Llegamos por fin a nuestro destino, y con un poco más de esfuerzo por entender los letreros finlandeses llegamos a la estación donde cogeríamos el tren para llegar a Lapua.


Al llegar, nos espera con un cartel una señora muy agradable llama Maritta que nos lleva en coche hasta lo que será nuestra casa durante 10 días y nos informa de que apenas han llegado participantes y de que nos reuniremos todos a la noche. Los nervios aumentan, ya queda menos ¿como nos llevaremos con nuestros compañeros? ¿Podremos estar 10 días hablando solo en inglés?
Por fin llega el esperando momento y nunca jamás podría haber imaginado que aquellas personas que un día eran desconocidos tras unos días se convertirían en amigos de los que costaría tanto despedirse. Los países participantes eran muy variados: Turquía, Reino Unido, República Checa, Portugal, Italia, Hungría y nosotras España.
Bueno ahora sí que comenzaba el training y la verdad a lo largo de esos días aprendimos muchísimo sobre los tipos de proyectos de erasmus +, the european citizenship,... e incluso tuvimos la oportunidad con diferentes actividades de promover la participación de los jóvenes del pueblo dando charlas en los colegios, haciendo encuestas por todo el pueblo... fue muy divertido, lo repetiría sin duda alguna.

Por supuesto, no solo aprendes de la temática del proyecto que realizas, lo mejor de los proyectos para mí es que te hacen tener una visión mucho más abierta sobre Europa, esa mezcla de países y de culturas durante unos días enriquece mucho más que una simple visita turística. Conoces las tradiciones, los valores, la música, la danza, la gastronomía, la forma de ver la vida, etc de multitud de lugares de nuestro continente sin ni siquiera salir de una habitación. Es reconfortante ver que jóvenes de toda Europa tienen las mismas inquietudes que tú y eso es lo que hace especial a este tipo de proyectos, es algo más que una simple sensación, es algo más que una simple sensación, es algo que nunca será un simple viaje, es Erasmus +.

Durante la semana además de numerosas actividades, también tuvimos la oportunidad de conocer la Finlandia de verdad, la Finlandia salvaje, con bosques con árboles inmensos, arándanos, grosellas, setas, animales, lagos...muchos lagos (más fríos que un témpano de hielo), y carteles de cuidado con los osos. Por supuesto, también visitamos la capital y aunque creíamos que estaríamos solas en la gran Helsinki, tuvimos la suerte de que nuestros compañeros habían pensado igual que nosotras y también pasarían una noche más en Finlandia para conocer esta preciosa ciudad.
Al finalizar estos días tocaba volver a la realidad, volver a casa con una nueva y maravillosa experiencia más en nuestra memoria.


Repetiría mil y una veces esa semana y ya estoy deseando poder volver a formar parte de otro proyecto. Quiero agradecer la oportunidad que me ha brindado el GDR para vivir esta experiencia, y animar a todo el que este leyendo este post a que aproveche este tipo de proyectos y participe, ya que hasta que no lo pruebas no sabes lo muchísimo que merece la pena. Una vez que el virus de Erasmus + te pica, no hay antídoto posible, y sé que al igual que yo estaréis mucho más felices contagiados. Fuera los miedos y las excusas de los “probemillas con el inglés”, ahora es nuestro momento de salir y explorar la cultura europea.


Recuerda que viajar es la única cosa en el mundo que se compra y te hace más rico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario