lunes, 10 de marzo de 2014

Un año de Servicio Voluntariado Europeo en Grecia

Rosa Criado ha estado un año en Grecia dentro de un Servicio de Voluntariado Europeo. A través de estas líneas que ella misma ha escrito y estas fotos, nos invita a conocer cómo ha sido su experiencia como modo de conocer qué es en la práctica un voluntariado europeo.

Es muy difícil contar en unas líneas la experiencia vivida durante un año, pero al menos trataré de daros unas pinceladas de la experiencia y de mis apreciaciones personales.
Cuando en un primer momento me planteé ir a Grecia para el SVE estaba asustada. Por lo que sabía, Grecia era un país en peor situación que el nuestro, a las puertas de una guerra civil según publicaban las noticias dos días antes de volar, pero mi primera sorpresa al llegar allí fue que la situación es muy parecida a la que tenemos aquí. He vivido en Lefkada, una isla turística al oeste del país, y la situación allí es como en cualquier municipio de la Costa del Sol.



La gente en Grecia es muy amable y servicial, desde el primer momento siempre pretenden ayudarte y hacer tu estancia en su país lo más acogedora posible. Yo considero que los griegos y los españoles somos muy parecidos -bueno, todos los países del área mediterránea somos muy parecidos-, pero ellos son aún más tranquilos que nosotros, “sigá sigá” como dicen, ¡la siesta allí es sagrada!
El gran tópico del territorio griego, la imagen que se tiene de Grecia está conformada por sus islas de pueblos blancos y tejados azules, que sí existen, pero este país es mucho más, es una nación con bosques, montañas y ríos espectaculares, incluso con nieve y estaciones de sky en invierno. Si alguna vez viajáis a Grecia subid al norte, os sorprenderá.


A nivel personal ha sido una experiencia única, he tenido la oportunidad de conocer y convivir con gentes de diferentes países, de mejorar mi inglés y aprender un poco de griego.
Mi proyecto ha consistido en trabajar con niños de la comunidad gitana de Lefkada, realizando talleres sobre reciclaje y medio ambiente, y la puesta en marcha y mantenimiento de un huerto ecológico.

Ha sido una gran experiencia, por lo que recomiendo a todo el que pueda que realice un SVE. 
No temáis porque un año os parezca mucho, ¡os aseguro que se pasa volando!

1 comentario:

  1. Gracias por este interesante blog sobre voluntariado y solidaridad, nosotros movemos muchas plazas del Servicio Voluntario Europeo en España en nuestra web http://www.yeseuropa.org

    un saludo

    ResponderEliminar